⭐️ ENVÍO GRATUITO EN 48H ⭐️
chico con dispepsia

Dispepsia: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamientos

Definitivamente comer es un placer, sin embargo, a veces la inflamación o malestar en el estómago se encarga de dañar el momento y de hacer que el consumo de alimentos se convierta casi que en un problema, pues se presenta dispepsia una sensación que es más común de lo que crees. Si quieres saber de qué se puede tratar, ¡Te lo contamos en este artículo!

 

¿Qué es la dispepsia? 

La dispepsia  es una sensación de malestar en la parte superior del abdomen que se presente usualmente después de comer, con los siguientes síntomas: ardor, calor, dolor o sensación de llenura y fatiga. A veces puede presentar nauseas o distensión abdominal. Comúnmente es llamada indigestión.

Es importante que sepas que la indigestión no es lo mismo acidez gástrica, ya que habitualmente se tiende a confundir.

 

Causas de la mala digestión

La mala digestión puede causarse por llevar una dieta desordenada, es decir, comer a deshoras (o no comer), comer en cantidades excesivas o muy poco y excederse en cierto tipo de alimentos, muy procesados, condimentados o grasosos o azucarados. Aquí te dejamos las causas más habituales:

  • Comer en exceso: Consumir demasiada comida o comer demasiado rápido puede provocar indigestión.
  • Comer alimentos ricos en grasas o especias: Los alimentos ricos en grasas o especias pueden ser difíciles de digerir y provocar indigestión.
  • Beber demasiado alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede irritar el revestimiento del estómago y provocar indigestión.
  • Fumar: También puede irritar el revestimiento del estómago y contribuir a la indigestión.
  • Medicamentos: Ciertos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), los antibióticos y las píldoras anticonceptivas, pueden provocar indigestión.
  • Estrés y ansiedad: El estrés y la ansiedad pueden aumentar la producción de ácido estomacal y provocar indigestión.
  • Afecciones digestivas: La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la gastritis y las úlceras pépticas son algunas afecciones digestivas que pueden causar indigestión.
  • Embarazo: Los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar indigestión.

Ten en cuenta que la indigestión puede aliviarse con cambios en el estilo de vida, alimentación sana y suplementos alimenticios o medicamentos adecuados.

 

¿Cuáles son los síntomas de indigestión? 

La indigestión se puede presentar con diferentes síntomas, estos son los más frecuentes:

Sensación de llenura rápidamente con la comida

Si apenas has comido pero ya te sientes lleno y pesado, puede tratarse de una indigestión. Este síntoma puede aparecer poco después de empezar a comer o tras haber ingerido sólo una pequeña cantidad de alimentos. Puede sentirse como si el estómago estuviera estirado o demasiado lleno, aunque sólo se haya consumido una pequeña cantidad de comida.

Saciedad incomoda después de la comida

La pesadez, la sensación de haber comido mucho más de lo debido y el malestar estomacal, puede ser un síntoma. La saciedad incómoda después de comer es una sensación de sentirse demasiado lleno o hinchado después de comer. Esto puede ocurrir incluso después de consumir una pequeña cantidad de comida y puede ser un síntoma de indigestión, también conocida como dispepsia

Molestia en la parte superior del abdomen

Cuando se siente un dolor intenso en la parte inferior del estómago. Las molestias en la parte superior del abdomen son un síntoma frecuente que puede deberse a diversos factores, como indigestión, gases, hinchazón, reflujo ácido o inflamación del estómago o los intestinos. Suele sentirse como un dolor sordo y persistente o una molestia en la parte superior del abdomen, justo debajo de la caja torácica.

Ardor en el abdomen

Es esa sensación de sentir un calor incómodo o ardor en la parte inferior del estómago, que te arde el estómago. La sensación de ardor en el abdomen suele describirse como una molestia o dolor que se siente como una sensación de quemazón o roedura en la parte superior del abdomen, por debajo del pecho y por encima del ombligo.

Hinchazón en la parte superior del estómago

Una barriga hinchada y dura puede ser una sensación de plenitud o tirantez en la parte superior del abdomen, justo debajo de la caja torácica. Puede describirse como una sensación de presión o malestar en la parte superior del estómago, y puede ir acompañada de hinchazón o distensión abdominal.

Acidez ocasional

Algunas personas sufren ardor de estómago, que es una sensación de quemazón en el centro del pecho después de comer. El ardor de estómago ocasional es un síntoma frecuente que se caracteriza por una sensación de quemazón en el pecho o la garganta, a menudo acompañada de un sabor agrio o amargo en la boca. Puede sentirse como una molestia o un dolor ardiente que suele empezar en el pecho y puede irradiarse hasta el cuello o la garganta.

 

Tipos de dispepsia 

Existen dos tipos principales de dispepsia: la dispepsia funcional y la dispepsia orgánica. Es importante distinguir entre dispepsia funcional y orgánica, ya que el enfoque terapéutico puede diferir en función de la causa subyacente. En los casos de dispepsia funcional, pueden recomendarse modificaciones del estilo de vida y medicación para aliviar los síntomas, mientras que en los casos de dispepsia orgánica, el tratamiento dependerá de la afección subyacente específica.

Dispepsia funcional

Es la que se produce sin causa aparente y no está provocada por un problema orgánico o fisiológico.
La dispepsia funcional es una afección médica que afecta al aparato digestivo. Es un trastorno crónico que causa dolor y molestias en la parte superior del abdomen, hinchazón y sensación de saciedad después de comer. Las personas con dispepsia funcional también pueden experimentar náuseas, vómitos y eructos.

Dispepsia orgánica

Está causada por un daño orgánico, fisiológico. La dispepsia orgánica es una afección médica que afecta al aparato digestivo y está causada por un problema físico o una enfermedad, como una úlcera, gastritis o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). A diferencia de la dispepsia funcional, que no tiene una causa física clara, la dispepsia orgánica está causada por un problema específico e identificable dentro del aparato digestivo.

 

¿Cómo se diagnostica la indigestión?

Este diagnóstico debe ser clínico, es decir, lo debe de hacer un especialista, a fin de diferenciarlo de otras enfermedades con síntomas parecidos, por ejemplo la pancreatitis, una úlcera o una hernia de hiato. Aunque la dispepsia no es grave de por sí, si es muy frecuente se debe realizar una prueba especializada como la ecografía de abdomen, un TAC abdominal o una gastroscopia para descartar alguna enfermedad que pueda confundirse con el malestar de la indigestión.

 

Recomendaciones para evitar una mala digestión

Si quieres tener una mejor digestión, hay algunas prácticas que pueden ayudarte:

Masticar bien

Si masticas lentamente, con calma, tomando el tiempo necesario para saborear cada alimento, no solo lo disfrutarás más, sino que los azúcares se digerirán mejor, lo que prepara el bolo de comida para que el estómago lo reciba mejor, si se mastica bien se facilita la acción de los jugos gástricos en los alimentos, comer despacio previene la formación de gases.

Tomar poca sal

Ingerir poca sal ayuda a reducir la retención de líquidos y por lo tanto la hinchazón. No se trata de que la suspendas del todo porque está también es necesaria para las funciones del cuerpo, pero modera su uso.

Consumir fibra

Consumir fibra de manera moderada ayuda a regular la actividad del intestino y por tanto evita el estreñimiento. Busca algún suplemento o incluye alimentos ricos en este componente.

Incluye frutas, verduras y cereales en tu dieta

Aportan nutrientes que ayudan a tu estómago, te dan más energía y mejoran tu organismo en general. Aquí tienes algunos consejos:

  • Frutas: Elige frutas con poca acidez, como los plátanos, los melones y las manzanas. Evite las frutas muy ácidas, como los cítricos, los tomates y las piñas, ya que pueden exacerbar los síntomas de la dispepsia.
  • Verduras: Opte por verduras cocidas o al vapor, como zanahorias, espinacas y boniatos. Las verduras crudas pueden ser más difíciles de digerir, por lo que es importante cocinarlas bien.
  • Cereales: Elige cereales integrales, como la avena, el arroz integral y la quinoa. Pueden ser más fáciles de digerir que los cereales refinados, que pueden agravar los síntomas de la dispepsia.

Toma lácteos

Sus componentes ayudan a regenerar la flora intestinal y por tanto a tener mejor digestión. No abuses de estos, pero inclúyelos en tu alimentación diaria. Una porción según la edad es muy beneficiosa para la buena digestión.

Hacer cinco comidas ligeras

En lugar de tres comidas pesadas al día, intente que sean variadas y sanas. Hacer cinco comidas ligeras a lo largo del día puede ser una estrategia dietética útil para controlar los síntomas de la dispepsia. Haz comidas pequeñas, en lugar de tres comidas copiosas, intenta hacer cinco comidas más pequeñas a lo largo del día. Esto puede ayudar a evitar la sobrecarga del sistema digestivo, que puede empeorar los síntomas de la dispepsia.

Reduce las bebidas con gas

Pues este se expande en el estomago aumentando la sensación de llenura y pesadez, además facilita la inflamación del estómago y gases.

Depuración periódica

Puedes usar infusiones o algún suplemento con el que puedas limpiar tu organismo de manera periódica. Esto ayuda a liberar a tu cuerpo de toxinas y a sentirte con mayor vitalidad.

 

Alimentos que deberías consumir

Para lograr una buena digestión, hay una serie de alimentos que merece la pena incluyas en tu alimentación, estos son algunos de ellos:

  • Yogurt: Como lo mencionamos, contiene probióticos beneficiosos para el aparato digestivo.
  • Jengibre: Aporta propiedades antiinflamatorias que mejoran la digestión, ayuda a normalizar el ritmo de la digestión.
  • Kéfir: Es similar al yogur, ayuda a la flora intestinal.
  • Espárragos: Contienen fibra lo que ayuda a prevenir el estreñimiento y el colon irritable.
  • Alcachofa: Estimula la producción de bilis, lo que facilita el trabajo del hígado. Ayuda también al aparato digestivo.
  • Aceite de oliva: Previene el reflujo y ayuda a liberar el contenido del estomago gradualmente hacia el duodeno. Aumenta la saciedad.
  • Mango: Favorece la vida de las bacterias buenas en el intestino. Además, ayudan a reducir la grasa corporal.
  • Col: La Col estimula la producción de ácidos estomacales, lo que contribuye a la salud del aparato digestivo.
  • Manzana: Es alta en fibra vegetal, lo que ayuda a prevenir el estreñimiento y favorece la buena digestión.
  • Cebolla: Muy beneficiosa para la salud del sistema digestivo, pues ayuda a prevenir infecciones que lo afectan.
  • Papaya: Esta fruta tropical, es una aliada para el intestino, ayuda a limpiarlo y favorece su salud. Cenar una semana completa con papaya, es un limpiador natural y una buena ingesta de vitaminas ¿te animas a probarlo?

Alimentos que deberías evitar

Igualmente hay algunos alimentos que vale la pena tener de lejos (o al menos consumir con moderación), para conservar la buena salud de tu sistema digestivo. Algunos de ellos son:

  • Embutidos: El exceso de estos puede producir indigestión.
  • Exceso de cafeína
  • Exceso de sal
  • Azúcar en grandes cantidades
  • Las bebidas gaseosas
  • Las comidas muy condimentadas
  • Alimentos muy picantes
  • Evita cenar muy tarde o si lo haces evita el consumo de comidas muy copiosas
  • Evita comer salsas en exceso
  • Evita el tabaco
  • Evita la comida muy grasosa

Recuerda que el comer de manera inteligente trae grandes beneficios para la salud y el bienestar y eso se refleja desde el primer momento en todas las actividades que realices.

Como ves, la indigestión no suele complicarse y pasar a mayores, pero sí es molesta ya que afecta la calidad y ritmo normal de vida, disminuyendo el disfrute de los alimentos, aumentando el estrés y ocasionando que se interrumpan actividades normales (como trabajo, estudio, reuniones) debido al malestar.

 

Conclusión

Es importante que sepas que además de las recomendaciones que ya leíste, es ideal que tomes algún complemento alimenticio que ayude con la salud de aparato digestivo. Una buena alternativa es uno de los Digestivos Naturales de Neeo, un suplemento natural que facilita la digestión combinando ingredientes naturales y diferentes nutrientes que se reflejan en una vida más sana y feliz. Sigue estas recomendaciones y tu cuerpo lo notará.

 

Los buenos hábitos
empiezan aquí

¡Suscríbete a nuestra newsletter para obtener un 10% de descuento en tu primera compra y recibir todas nuestras novedades y ofertas exclusivas!